domingo, 6 de enero de 2013

"Gotta be you" Capítulo 35


Capítulo 35:

El coche, atmósfera cálida, y preguntas de Hazza.

  • ¿De que hablabais tu y Niall?
  • De nada importante, la verdad.
  • No parecía eso, por como os abrazabais...
  • ¿Celoso, Styles?
  • Digamos que curioso.
  • Muerto de celos, diría yo...
  • Pfff... no me lo digas.

Vamos, ya se había molestado. No sabía si debía soltar la pequeña bomba del porqué del estado de ánimo de Niall, de su enamoramiento fugaz, o si seria mejor callarme. Era código de amigos guardar el secreto, pero no sabía que responderle a Harry para que no lo mal interpretara.

  • Bueno, necesitaba un consejo sobre chicas, dejemos lo ahí. 
  • Y por qué esos achucheos y esos abrazos y esos...
  • Shhh, no tienes por qué preocuparte tontín, solo tengo ojos para ti.

Dicho eso, la pequeña discusión quedó zanjada, y una sonrisa apareció en ambas caras. Llegar a casa de Sam significaba despedirme de mi Harry, cosa que me producía un pequeño vacío en el corazón, así que le insinué irnos juntos a ver una película a su apartamento. Aparcó el coche y rápidamente me abrió la puerta con una reverencia. 

  • Adelante princesa.

Estaba por venir una noche cálida, en el sofá, viendo películas con el mejor suplemento, las palomitas, abrazados y muy muy juntitos. Justo como dos jóvenes normales, olvidándonos de la lluvia y de la fama. Harry me prestó una sudadera ancha, así que me quité la ropa ligeramente húmeda por la humedad y me envolví con su olor. Mientras esperaba a que él llegara con las palomitas, cogí su móvil y curioseando, acabé en twitter. Pude ver el arsenal de menciones que recibía a cada segundo, millares de chicas que pedían un simple follow o que le hacían preguntas a su más querido ídolo. Tenía ganas de responderlas a todas y de hacerlas feliz, como me hubiera gustado en su situación, pero como no era cosa mía, decidí hablar con Harry después. Cogí mi twitter esta vez y twittee: “Feliz”. Estaba acostumbrada a alguna que otra mención, y un centenar de seguidores, pero al recibir una respuesta, todo se volvió una verdadera locura. 

@CarolMcfly: Feliz.
@NiallOfficial: @CarolMcfly Como una perdiz.

El móvil se bloqueó por unos instantes, y de repente, millones de notificaciones aparecieron. Gente mencionándome, gente siguiéndome, y gente preguntando una y otra vez que pasaba entre Niall y yo. Dios mío, ¿eso estaba pasando? No sabía muy bien como reaccionar, así que pasé de todo y respondí:

@CarolMcfly: @NiallOfficial A dormir sinvergüenza! 

Seguidamente, al oír los pasos de Styles, lancé el móvil lejos de ahí y lo esperé con los brazos abiertos. Sus grandes brazos me rodearon, sintiendo seguridad y protección. 

  • ¿Qué película te apetece ver hermosa?
  • Mmmmm, ¿Love Actually?
  • ¡Es mi favorita!
  • Lo he sabía pequeño, lo he leído en un par de revistas.- Inquirí guiñándole el ojo.
  • ¿Pues a qué estamos esperando para verla?

Nuestros cuerpos estaban enlazados, nuestras respiraciones muy cerca, y su mano descansaba junto la mía. La película iba pasando, y las imágenes iban avanzando, mientras mi atención viajaba de su cara angelical a la pantalla. Mi nivel de concentración nunca a sido mi fuerte, así que ahora me llamaba más sus labios que la película. Esos labios rojizos, ligeramente entreabiertos, esponjosos, y dulces. Me acerqué a él, y lo besé con ansias, con un deje de locura. Él, continuó el beso, un poco desconcertado, pero en pocos segundos, se unió a la pasión. Pasó sus manos frías por mi cadera, y me sentó encima suyo de un movimiento. Añoraba los besos y las caricias siempre que nos despedíamos, y más cuando pasaba todo el día con el pero sin poder ni siquiera tocarlo. Seguimos besándonos y acariciandonos con ganas y a la vez delicadeza, hasta que la temperatura ya había subido bastantes grados. Su mano paso por mi espalda, por el interior de mi sudadera, hasta llegar al gancho del sujetador. Un escalofrío me recorrió de arriba a abajo. Esto estaba avanzando muy rápido, y no sabía a que nos llevaría. Sentí miedo de repente. Solo llevábamos una semana juntos, conociéndonos, encajando, y nuestra relación no era nada seria ni oficial. No quería detenerlo, pero sentía que debía, así que descanse mis labios en los suyos una vez más y me despegué de él para volver al sofá.

  • Vamos a perdernos la película si seguimos así.

Tardó unos segundos en contestar, mientras, sentí como intentaba calmar su respiración acelerada. 

  • Tienes razón, mucha razón. 



(Tachán! He vuelto chicas, siento desaparecer así como así, pero estoy muy muy liada, os dejo este capítulo, estoy poco inspirada, lo sé, bueno espero que os guste y ya subiré pronto.. os quiero!)


7 comentarios:

  1. me encanto! Pero no pares ahora porfa, escribe aunque sea un capítulo chiquitin. Porfaaaa!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Oye!! Yo quiero que sigas con la novela esta geniall. Me encanta siguelaa:)

    ResponderEliminar
  3. sigue con la novelaaaaa!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Porfabor sigue estoy super enganchadisima

    ResponderEliminar